Palacio Real de Oslo

El Palacio Real de Oslo es el lugar donde reside la familia real noruega y uno de los principales monumentos de la ciudad. Descubre a qué hora es el cambio de guardia y mucho más aquí.

Aunque visitar el exterior del Palacio Real de Oslo merece la pena, el acceso al interior solo está permitido de junio a agosto.

Historia

En 1905, Noruega se independizó de Suecia y se constituyó como una monarquía constitucional, con el poder ejecutivo en manos del rey Harald V, de la casa de Glücksburg. A mediados del siglo XIX, se terminó de construir el Palacio Real que ha sido residencia de la familia real desde entonces.

El Palacio Real de Oslo, diseñado por el arquitecto Hans Linstow, acoge una capilla, un salón de baile, la famosa sala del trono y la famosa “sala de los pájaros”. Además, todo el interior está decorado con pinturas de reconocidos artistas noruegos. A la entrada del palacio se puede ver la estatua ecuestre de Carlos XIV, rey de Suecia y Noruega.

Jardines del Palacio Real

Además de visitar el Palacio Real de Oslo, también podréis dar un paseo por los jardines que lo rodean, que abren al público desde mediados de mayo hasta octubre. Construidos en 1840, estos jardines son famosos por sus majestuosos árboles y sus esculturas de importantes personajes históricos de Noruega.

Cambio de guardia

Uno de los mayores atractivos de esta residencia es el cambio de guardia del Palacio Real de Oslo. Todos los días a las 13:30 horas, la Guardia de su Alteza Real desfila durante cuarenta minutos.

La marcha comienza media hora antes en la Fortaleza Akerhus, por lo podéis aprovechar para seguir el recorrido si estáis por la zona. Desde aquí, la Guardia Real se dirige por Kirkegaten hasta la Puerta Karl Johans, ya en el Palacio Real.

Horario

Tours por el palacio:
Todos los días de 10:00 a 17:00 horas.
Las visitas guiadas en inglés se realizan todos los días de 12:00 a 16:00 horas.
25 de junio: cerrado.

Precio

Adultos: 140NOK.
Niños, estudiantes y mayores de 60 años: 110NOK.
Menores de tres años y personas con movilidad reducida: entrada gratuita.

Transporte

Tranvía y autobús: paradas Nationaltheatret y Slottsparken.