Catedral de Oslo

También conocida como la Iglesia de Nuestro Salvador, la Catedral de Oslo (Domkirke) es un templo de estilo barroco construido durante la segunda mitad del siglo XVII que constituye uno de los edificios más conocidos de Oslo.

Un paseo por la catedral

El interior de la catedral es bastante austero, pero a pesar de esto el templo es especialmente conocido por las pinturas de sus bóvedas, por lo que es imprescindible alzar la vista para disfrutar de los enormes murales pintados en los techos.

El altar de estilo barroco es uno de los pocos elementos que han sobrevivido al paso del tiempo, junto con el púlpito y parte del órgano principal.

La Catedral de Oslo no es demasiado llamativa por dentro ni por fuera, pero es uno de los iconos de la ciudad y su céntrica ubicación la convierte en uno de los lugares incluidos en el itinerario de la mayoría de los viajeros.

Horario

Todos los días de 10:00 a 16:00 horas (viernes solo por la tarde).

Precio

Entrada gratuita.